En 1933 la fabrica Huguet era una más del centenar de fábricas de baldosas hidráulicas que había en Mallorca. En los años 80 la producción se centró en bigas y piezas de cemento. En 1997 Biel Huguet, nieto del fundador de la fábrica y arquitecto técnico de formación, volvió a recuperar las baldosas hidráulicas.